lunes, 27 de agosto de 2012

La tormenta tropical 'Isaac' se está convirtiéndose en huracán. El sector Petrólero de la zona está en alerta y sube el precio del barril.


                                                     Imágenes/canal NTN24

La tormenta tropical ‘Isaac’ amenaza los suministros de petróleo y gas en EE.UU. ‘Isaac’ se acerca a Luisiana, donde se cumple el séptimo aniversario del huracán Katrina que destruyó la ciudad de Nueva.

La provisión de gas y petróleo en EE.UU. corre riesgo debido la tormenta tropical 'Isaac' que está convirtiéndose en huracán, mientras se acerca a Luisiana, donde se cumple el séptimo aniversario de Katrina, que destruyó la ciudad de Nueva Orleans. Se espera que la tormenta tropical, que ya se cobró varias vidas, se convierta en un poderoso huracán de categoría 2 (vientos hasta 177 km/h) este lunes o el martes, informó el Centro Nacional de Huracanes (CNH) de EE.UU., lo que aumenta el temor por posibles deslizamientos de tierra cerca del estado de Luisiana. Este riesgo lo corre también la ciudad de Nueva Orleans, que el 29 de agosto de 2005 fue devastada por el huracán Katrina que se cobró más de 1.800 vidas y causó daños multimillonarios. Allí ya se percibe el nerviosismo, algunas personas abandonan el lugar y otras gastan horas para obtener combustible ante el riesgo de que se interrumpa el suministro.

 Las plataformas petroleras estadounidenses y además la de la compañía BP que se encuentran en el Golfo de México están evacuando al personal ante la inminente llegada del fenómeno meteorológico. Además, según estiman los expertos de Reuters, la tormenta provocará cierres a corto plazo del 85% de instalaciones de producción de petróleo y recortes de hasta el 68% del gas natural que se extrae costa afuera.

Se predice que al tocar tierra ‘Isaac’ interrumpiría el funcionamiento de refinerías ubicadas a lo largo de la costa del Golfo, donde se procesa el 40% del petróleo de EE.UU. Todos estos factores podrían causar una mayor escasez de combustible y provocar un aumento drástico de los precios a petróleo y gas. Los gobernadores de Luisiana, Mississippi y Alabama ya declararon el estado de emergencia debido a la aproximación de la tormenta. Se pronostica que 'Isaac' tocaría tierra este martes por la tarde (hora local) en algún lugar entre el oeste de Nueva Orleans y el noroccidente de Florida. Es decir, llegaría en la víspera del séptimo aniversario de la fatal llegada del huracán Katrina.
fuente del texto/ RT

 La tormenta tropical Isaac se traslada por el Golfo de México y amenaza con azotar Lousiana convertido en huracán, siete años después del paso devastador de Katrina. Foto: Twitter / Seven_marine

Las compañías productoras de gas y petróleo del Golfo de México comenzaron a prepararse el viernes para la tormenta tropical Isaac, puesto que su ruta podría enviarla al corazón de las zonas de plataformas de energía mar adentro de Estados Unidos.

La gigante BP con sede en Londres, el mayor productor de la zona del Golfo, dijo que cerraría su vasta plataforma Thunder Horse, la más grande del mundo en altamar.

Royal Dutch Shell y Apache Corp anunciaron que evacuarían a algunos trabajadores de sus plataformas del Golfo, sin que ello implicara todavía un impacto en la producción. Otras firmas con instalaciones mar adentro podrían cerrar o suspender sus labores de extracción en los próximos días mientras se aproxima la tormenta.

Isaac se encuentra en una trayectoria que la llevará hacia Haití y Cuba antes de ingresar al Golfo de México la noche del domingo o temprano el lunes como una tormenta tropical.

Meteorólogos esperan que el fenómeno se fortalezca a un huracán de categoría 1 el martes para dirigirse al Panhandle de Florida el miércoles, de acuerdo al Centro Nacional de Huracanes (CNH) de Estados Unidos.

Si Issac se mantiene en la trayectoria proyectada por los meteorólogos estadounidenses, podría pasar por la parte oriental de la zona de producción mar adentro de Estados Unidos, que representa un 23 por ciento del bombeo de crudo y un 7 por ciento de gas natural del país norteamericano.

Sin embargo, operadores de la industria energética dicen que un cambio de ruta al oeste en Isaac podría llevarla al corazón de la zona petrolera del Golfo de México y causar interrupciones significativas.

Un giro del rumbo al oeste aumenta la posibilidad de nuevos cierres de producción como medida de cautela y también podría tener un impacto en la infraestructura de refinería y otras instalaciones a lo largo de la costa estadounidense del Golfo, de acuerdo a J.P. Morgan en una nota publicada el viernes.

Meteorólogos en Weather Insight, que pertenece a Thomson Reuters, aún dicen que la tormenta tiene una posibilidad del 50 por ciento de ingresar al centro de la región productora de gas y crudo del Golfo.

OTRAS COMPAÑÍAS, ATENTAS

Thunder Horse está situada en el área del Cañón del Misisipi del Golfo justo al frente de Luisiana. Esa zona, junto con el Green Canyon en el suroeste, aloja buena parte de la infraestructura de la industria de energía del país.

"Hemos comenzado a evacuar a todos los trabajadores de nuestra plataforma Thunder Horse en el este del Golfo y suspenderemos temporalmente ahí toda la producción de petróleo y de gas natural", dijo BP en un comunicado.

Thunder Horse de la gigante británica está diseñada para bombear hasta 250.000 barriles de petróleo (bpd) por día y 200 millones de pies cúbicos de gas natural por día.

BP, el mayor productor de energía del Golfo que opera siete plataformas, también está evacuando a sus trabajadores no esenciales de tres instalaciones en la zona del cañón del Misisipi: Na Kika, Horn Mountain y Marlin.

Royal Dutch Shell, el tercer mayor productor de crudo en el sector después de BP y de Chevron Corp, anunció también el viernes que se estaba preparando para evacuar a sus trabajadores no esenciales de sus plataformas en la parte del este central del Golfo.

Aunque la compañía suspendió sus operaciones de extracción en algunos de sus intereses de la región, la producción no ha sufrido alteraciones, indicó.

Apache Corp también evacuará a trabajadores no esenciales de sus operaciones en el este central del Golfo en aguas superficiales.

Otras compañías, incluyendo Chevron y BHP Billiton, aseveraron que estaban atentos a la tormenta. Las operaciones eran normales el viernes en el puerto petrolero para labores mar adentro de Luisiana, el único terminal estadounidense capaz de descargar crudo del exterior desde gigantescas embarcaciones. 


fuente del texto/ Reuters

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Todo análisis a un articulo, comentario o noticias. De acuerdo o no, le pedimos respeto y el uso de un léxico apropiado. Y, para poder publicar comentarios hay de darse de alta como miembro de este blog. Muchas gracias.