lunes, 3 de septiembre de 2012

Descomunal EMC solar "mata" a miles de cetáceos. Se inicia el 31 de agosto. El día 1 y 2 septiembre máxima deflagración.





Se denomina eyección de masa coronal o CME (por sus siglas en inglés: Coronal Mass Ejection) a una onda hecha de radiación y viento solar que se desprende del Sol en el periodo llamado Actividad Máxima Solar, que ocurre cada 11 años. Esta onda es muy peligrosa ya que, si llega a la Tierra y su campo magnético está orientado al sur, puede dañar los circuitos eléctricos, los transformadores y los sistemas de comunicación, además de reducir el campo magnético de la Tierra por un período. 

Cuando esto ocurre, se dice que hay una tormenta solar. Sin embargo, si está orientado al norte, rebotará inofensivamente en la magnetosfera. La magnetosfera o magnetósfera es una región alrededor de un planeta en la que el campo magnético de éste desvía la mayor parte del viento solar formando un escudo protector contra las partículas cargadas de alta energía procedentes del Sol.



Varamientos masivos de ballenas en Estados Unidos, Escocia y Canadá Los científicos creen que los cetáceos perdieron el sentido de la orientación debido a la gran actividad solar registrada este fin de semana. 

Este fin de semana se han registrado diferentes varamientos masivos de ballenas en distintos puntos del planeta: Escocia, Estados Unidos y Canadá, informa AFP. Algunos de los científicos que investigan las causas que condujeron a los cetáceos a perder el sentido de su orientación lo asocian con la gran actividad solar que se desarrolló desde la tarde del 31 de agosto. 

Veintiseis ballenas piloto fueron descubiertas en una cueva cerca de los acantilados de Pittenweem, cerca de Saint Andrews (costa este de Escocia) ayer. Dieciséis de ellas, incluidas crías, ya han muerto. Otras veinticuatro, pertenecientes al mismo grupo, han sido localizadas a lo largo de la costa de Cellardyke, en aguas poco profundas. Por suerte, «la marea está subiendo», ha puntualizado el servicio británico de rescate, publica The Guardian. 

El sábado, la Administración Nacional Oceánica y Atmosfériva (NOAA) de Estados Unidos confirmó la llegada al litoral de Florida de veinte ballenas, algunas de las cuales tuvieron que ser sacrificadas. Solo hubo cinco supervivientes, dos crías y tres juveniles, que fueron trasladados a un centro de rehabilitación animal. 

El mismo día, se observó un nuevo varamiento en Cabo Cod (Massachusetts) y otro más el domingo, en Canadá, según recoge la agencia de noticias francesa. (fuente del texto/ ABC)

Ver vídeo:

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Todo análisis a un articulo, comentario o noticias. De acuerdo o no, le pedimos respeto y el uso de un léxico apropiado. Y, para poder publicar comentarios hay de darse de alta como miembro de este blog. Muchas gracias.