sábado, 29 de septiembre de 2012

“El parte meteorológico de hoy es…”. un ENIGMA.

Enigma y el código que costó una guerra.


 La Alemania nazi conto con Máquina Enigma, Teofilo Ruiz

La criptografía esconde historias y ha forjado muchas leyendas sobre tramas y espionaje, pero ninguna como la lucha por los códigos de la máquina Enigma.

El envío de mensajes ocultos es una técnica presente desde tiempos antiguos. Y no solamente técnicas gráficas, que son las más habituales, sino también procesos y procedimientos para poder transmitir mensajes secretos sin ser descubiertos.

Los inicios de la ocultación de mensajes.

En el siglo VII a.C., en la Grecia clásica, se tiene conocimiento del envío de mensajes escritos en las cabezas rapadas de los sirvientes. Bastaba con esperar a que les creciera el pelo para enviarles al destinatario. A lo largo de la historia han sido muchas las razones por las que el remitente de un mensaje ha querido ocultarlo. Bien por cuestiones militares o territoriales, bien por cuestiones religiosas, que siempre han sido también motivo de guerras o de tramas, o incluso por razones comerciales.

De hecho hoy en día, al margen de la política entre países, los planes estratégicos y tácticos de las empresas forman parte de un patrimonio que ha de mantenerse en secreto y que la competencia siempre estará dispuesta a conocer.

La ciencia que estudia y analiza la transmisión de un mensaje, su preparación, su análisis y su descifrado se conoce por criptología y una parte importante de la criptología es la criptografía o escritura oculta, si se traduce literalmente del griego. Con el paso del tiempo, tanto la ciencia como las técnicas se han especializado en un terreno que pocos conocen en profundidad, el uso de las matemáticas para crear algoritmos indescifrables. Las transmisiones a través de Internet son buena prueba de ello.

La Historia está plagada de leyendas y casos documentados que hablan de la puesta en práctica del ingenio humano para conseguir que un mensaje atravesará fronteras sin ser descubierto. La tecnología de cada época se ha puesto al servicio de la criptografía.

Desde antiguo se han utilizado ingenios mecánicos que convertían las letras de un mensaje en símbolos o en otras letras como la escitala espartana. Otras veces se utilizaban plantillas para sustitución y trasposición de textos como el atbash hebreo o el cifrario de César o incluso se trasponían letras por jeroglíficos como en el caso de la escritura hierática practicada por sacerdotes del antiguo Egipto.

La máquina Enigma, un arma poderosa.

 Detalle de la máquina Enigma, Teófilo Ruiz


De todas estas técnicas e historias, una de las más apasionantes fue la lucha que se libró en el campo del cifrado de mensajes entre la Alemania nazi y los aliados en la Segunda Guerra Mundial. La ciencia y la tecnología se añadieron a las tramas entre gobiernos y a los actos de espionaje, para librar una guerra fuera del campo de batalla que resultó decisiva para el devenir de los acontecimientos.

rthur Scherbius, basándose en los discos de encriptación de Thomas Jefferson, el autor de la Declaración de Independencia de los Estados Unidos, inventó una máquina basada en rotores cilíndricos para intercambiar letras cuyo fin era meramente encriptar mensajes comerciales. Ante la falta de financiación para comercializar la máquina encriptadora, se asoció con William Korn que poseía una empresa de máquinas de cifrado, la Enigma Chiffiermaschinen AG.

La máquina comercial fue mejorada y se presentó con gran éxito en la Exhibición Postal Internacional en Berlín en el año 1923, aunque previamente se habían presentado patentes tanto en Alemania como en Estados Unidos. La máquina originaria fue adquirida por diversos países como Polonia y Japón. Pero en la Alemania de la República de Weimar, en 1926, la máquina fue retirada del mercado. La marina alemana modificó y perfeccionó la máquina comercial añadiéndole un cuarto rotor a los tres que disponía.
El uso militar de la máquina Enigma

El partido nacionalsocialista alemán subió al poder en 1933 y no tardó en mostrar sus pretensiones expansionistas. Polonia poseía máquinas Enigma con las que había llegado a trabajar en el descrifrado de los mensajes alemanes, dada la situación de acoso permanente por parte de Alemania. Llegó incluso a descifrar miles de mensajes alemanes con el apoyo de los matemáticos de la Universidad de Poznam. Pero, en 1938, el ejército alemán cambió por completo la forma de operar los códigos.

En 1939, antes de producirse la invasión alemana de septiembre, el gobierno polaco entregó a Francia e Inglaterra sus máquinas Enigma y toda la documentación y tablillas de códigos empleados por Alemania, conseguidos a través de agentes infiltrados en el Reichswehr, la organización militar alemana que a partir de 1935 Hitler rebautizó como Wehrmacht.
La batalla de Betchley Park

En Inglaterra, el gobierno militar puso en funcionamiento una sección secreta en Betchley Park, a unos 100 kilómetros al noroeste de Londres. Allí se envió toda la documentación y máquinas que entregó el gobierno polaco. En estas instalaciones, Alan Turing dirigía un equipo de matemáticos que construyeron una máquina electromecánica capaz de simular seis máquinas Enigma a la vez, la máquina Colossus.

No obstante, necesitaban el código original empleado por los alemanes. Poco a poco, la inteligencia británica iba descubriendo datos sobre las transmisiones que permitían extraer determinadas partes del código. Por ejemplo, llegaron a conocer que para iniciar una transmisión cada estación iniciaba cada emisión con una frase como “El parte meteorológico de hoy es…”. Trabajando con miles de mensajes y extrayendo de Colossus lo mejor de la técnica, finalmente consiguieron descifrar el código.

La guerra tomó entonces una trayectoria diferente, sobre todo en el Atlántico Norte donde los U-boot alemanes se cebaban con los convoyes aliados, ya fueran civiles o militares. Conocidos los mensajes, se pudo determinar la posición de los submarinos.

El trabajo del equipo de Turing y la lucha contra Enigma, probablemente fue uno de los capítulos de la Ciencia que mayor número de vidas haya salvado.

fuente/Suite101: Enigma y el código que costó una guerra | Suite101.net http://suite101.net/article/el-codigo-que-costo-una-guerra-a45568#ixzz27nMSBsT1

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Todo análisis a un articulo, comentario o noticias. De acuerdo o no, le pedimos respeto y el uso de un léxico apropiado. Y, para poder publicar comentarios hay de darse de alta como miembro de este blog. Muchas gracias.