domingo, 2 de septiembre de 2012

Nacen los primeros niños genéticamente modificados.


En un artículo del Daily Mail que no lleva fecha se publicó recientemente que habían nacido los primeros niños genéticamente modificados. 

Los 60.000 comentarios que provocó este artículo en el Daily Mail ya no aparecen y por desgracia no permiten adivinar la fecha de la publicación pero debe de ser de Mayo o Junio de 2012. 


Y así, como si no hubiera sido nada del otro mundo, el artículo se hace eco de que tras una serie de experimentos en Estados Unidos han nacido los primeros niños sanos genéticamente modificados. Los niños han sido analizados y se comprueba que tienen genes de tres padres distintos.

Tres de los niños nacieron durante los últimos 3 años como resultado de un programa experimental en el Institute for Reproductive Medicine and Science de St Barnabas en New Jersey. Por lo que dice la nota de prensa, los niños nacieron de madres que tenían problemas para concebir hijos por lo que recibieron genes en sus óvulos que los hacían fertilizables para que la madre pudiera llevar adelante el embarazo. 

 Algunos de esos niños tienen pues el ADN de tres adultos, de dos mujeres y un hombre. El pionero en fertilidad, Profesor Jacques Cohen, dice que es la primera vez que nacen niños sanos como resultado de una modificación genética en la línea de reproducción humana. Jacques Cohen es uno de esos científicos controvertidos que han estado en primera línea en el ámbito de las tecnologías en la reproducción humana. La línea germinal humana por lo tanto, ya es oficial, ha sido modificada. ¿Y ahora qué?. 

Tenemos niños, que deben de estar ahora en la edad de 10 años, algunos de ellos, con genes de dos madres y un padre, ¿qué ocurrirá ahora en las siguientes generaciones?. Este tipo de modificación genética, llamada ‘transferencia citoplásmica” es un tema controvertido en el mundo de la genética, pero raramente se discute sobre ello en público, y como vemos raramente se discute sobre las implicaciones de este tipo de manipulación genética en humanos y no humanos, en general. La política es hacer y publicar los resultados, vendiéndolos como grandes éxitos, pero sin dar a conocer los casos de sonoros fracasos y problemas de salud con los que se enfrentan esos niños nacidos fruto de manipulaciones genéticas.

 El control citoplasmático de desarrollo de preimplantacion no es un concepto “nuevo” pero la transferencia ooplásmica ha sido aplicada a los humanos sin suficiente investigación y con muchos riesgos que alguna que otra vez se subrayan y se publican como en artículos de Winston and Hardy 2002, DeRycke et al 2002, Templeton 200 (Cummins 2001, 2002). En uno de esos reportes se escribe: “Un seguimiento exhaustivo de los reportes sobre embarazos y niños de transplante ooplásmico indican que 2 de los 17 fetos tuvieron un gen karyotype XO, 45 anormal. Un informe hablaba de niños diagnosticados con un amplio espectro de problemas de autismo y desórdenes de desarrollo”. Todo ello son resultados imprevisibles de un asunto tan delicado como peligroso, la manipulacion genética del ADN humano. ¿Podrán ahora patentar las nuevas líneas genéticas de humanos? . No parece descabellado cuando sabemos que las empresas de biotecnología han asegurado las patentes sobre cualquier cosa, desde semillas genéticamente modificadas hasta animales de varios tipos. No parecería extraño en este ambiente actual que los genes humanos fueran patentados para ser después añadidos a gusto del consumidor. 

 En un artículo sobre ello de la American Civil Liberties Union (ACLU) se dice: “La Oficina de Patentes y Marcas de USA asegura la patente sobre genes humanos, lo que significa que los poseedores de la patente son los dueños exclusivos de las secuencias genéticas, su uso, su composición química. Cualquiera que use un gen patentado sin permiso del dueño de la patente, ya fuera para propósitos comerciales o no comerciales, puede ser acusado de infringir la ley de patentes. 

Las patentes de genes duran 20 años. Por ejemplo, Myriad Genetics, una empresa de biotecnología privada basada en Utah, controla las patentes sobre el BRCA1 y el BRCA2, dos genes asociados con el cáncer de pecho y de ovarios. Por estas patentes, Myriad tiene el derecho de evitar que nadie estudie, pruebe y haga ensayos con estos genes. 

También tiene el derecho exclusivo de realizar cualquier mutación que desee sobre estos genes. Un estudio de 2005 encontró que 4382 genes humanos de los 23688 existentes en la base de datos de Información de Biotecnología de Centro Nacinal son PROPIEDAD INTELECTUAL. 

Esto significa que cerca del 20% de los genes humanos (nota TaT; eso era en 2005) ya están patentados. Además de los genes del BRCA asociados con muchas enfermedades, están patentados los de la enfermedad del Alzheimer, el asma, algunas formas de cáncer de colon, algunas formas de distrofia muscular y muchísimas otras.” 

 En el mismo artículo del Daily Mail se hablaba de miedos por parte de muchos expertos de que un día este método pueda ser empleado para crear nuevas razas humanas con características extra como la fuerza o gran inteligencia. ¿Podrían después ser clonados estos super-seres humanos?. No hay indicios de ningún tipo de que se vaya a poner freno a este abuso por parte de las corporaciones de biotecnología en alianza oscura con los gobiernos y parte del aparato de la ciencia y a espaldas de la población humana.

fuente del texto/ Trinity a Tierra

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Todo análisis a un articulo, comentario o noticias. De acuerdo o no, le pedimos respeto y el uso de un léxico apropiado. Y, para poder publicar comentarios hay de darse de alta como miembro de este blog. Muchas gracias.