viernes, 31 de agosto de 2012

Seísmo de 7,6 grados en Filipinas con riesgo de Tsunami.


El investigador científico Ponech Colleen Aloones comprueba datos en el Instituto Filipino de Sismología y Volcanes (Phivolcs) en Quezon City, Filipinas, por el seísmo de 7,6 grados de magnitud en la escala abierta de Richter que sacudió hoy el sureste del país. EFEEl director del Instituto Filipino de Sismología y Volcanes (Phivolcs), Renato Solidum, señala un mapa en la oficina de Quezon City, Filipinas, de la zona del país donde hoy se ha producido un seísmo de 7,6 grados de magnitud en la escala abierta de Richter. EFEImagen cedida por el Servicio Geológico de Estados Unidos de un mapa de intensidad del seísmo de 7,6 grados de magnitud en la escala abierta de Richter que sacudió hoy Filipinas. EFE
Al menos una persona murió a causa del seísmo de 7,6 grados de magnitud en la escala abierta de Richter que sacudió hoy el sureste de Filipinas y que llevó al Centro de Alertas de Tsunami del Pacífico a declarar un aviso de ola gigante. 

La víctima mortal fue una mujer de 54 años que quedó atrapada entre los escombros al derrumbarse su casa, en la ciudad de Cagayan de Oro, en la isla de Mindanao, y de entre los que los voluntarios extrajeron también a un niño de 5 años, que resultó herido, indicó el alcalde de la ciudad, Vicente Emano. 

El Centro levantó la alerta para Filipinas e Indonesia unas dos horas después de que se produjera el seísmo. No obstante, las autoridades filipinas mantienen la alerta en las provincias de sureste del archipiélago. 


En un principio, el Servicio Geológico de Estados Unidos informó de que el movimiento telúrico fue de 7,9 grados de magnitud, pero media hora después lo revisó a la baja, a 7,6 grados. "Ha sido el temblor más fuerte que he vivido nunca. Se fue la luz y los huéspedes empezaron a salir corriendo, apenas hubo gritos. Por suerte el edificio no está dañado. 

Han ordenado la evacuación pero no puedo irme porque tengo que atender mi trabajo", dijo a Efe Mary Ilairon, residente en la localidad de Barangoan, en la provincia de Samar Oriental. El temblor fue localizado a 34 kilómetros de profundidad y a 16 kilómetros al sureste de la localidad de Guiuan y a 175 kilómetros al noreste de la ciudad de Surigao, según el Servicio Geológico de Estados Unidos. Además de para Filipinas, el Centro extendió la alerta para Taiwán, Japón, Guam, Papúa Nueva Guinea e Indonesia. Posteriormente, el centro levantó la alerta para Taiwán, Papúa Nueva Guinea, Guam y Japón, aunque la mantuvo para Filipinas e Indonesia. 

El director del observatorio sismológico de Filipinas, Renato Solidum, indicó que el seísmo fue de 7,7 grados de magnitud y que se había recomendado a la población de las aldeas costeras de las provincias de Surigao del Norte, Samar Oriental, Leyte y Bicol que evacuasen y buscasen refugios en zonas altas. Según dijo Solidum a la emisora de radio "dzMM", el seísmo podía causar un tsunami de entre 1,5 y 1 metro de altura, aunque la primera ola que se había detectado en Surigao, al sureste del archipiélago, era de 16 centímetros. 
Por su parte, el gobernador de Leyte del Sur, Damián Mercado, dijo a la radio local, que había dado orden de evacuar a todas las familias residentes en las costa de la provincia. 
(fuente/es.noticias.yahoo.com)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Todo análisis a un articulo, comentario o noticias. De acuerdo o no, le pedimos respeto y el uso de un léxico apropiado. Y, para poder publicar comentarios hay de darse de alta como miembro de este blog. Muchas gracias.