martes, 4 de septiembre de 2012

Farmacéutica alemana se disculpa con las 10 mil víctimas de la Talidomida



Tras 50 años de la tragedia que significó el nacimiento de miles de niños deformes,adultos expresan sus primeras palabras públicas de reconocimiento del daño. Después de 50 años de la tragedia que significó el nacimiento de unos 10 mil niños con deformidades por tomar el fármaco talidomida, el presidente ejecutivo de la farmacéutica Grünenthal Harald Stock emitió finalmente las declaraciones de disculpa a los afectados. 

El mensaje coincidió con la inauguración de un memorial de las víctimas en el pueblo de Stolberg, donde se encuentra la sede de la empresa. “La talidomida es y será siempre parte de la historia de nuestra compañía. Tenemos una responsabilidad y tenemos que enfrentarla abiertamente”, reconoció el Jefe ejecutivo de la empresa, el doctor Harald F. Stock en un acto público, según su comunicado. “En nombre de Grünenthal, sus accionistas y todos los empleados, me gustaría aprovechar la oportunidad en este momento de recuerdo para expresar nuestras sinceras condolencias por las consecuencias de la talidomida y nuestra profunda solidaridad con todos aquellos afectados, sus madres y familias”, destacó Harald, en el comunicado de empresa. “Vemos tanto el sufrimiento físico y el estrés emocional que los afectados, sus familias y particularmente sus madres, tuvieron que sufrir a causa de la talidomida y que todavía tienen que soportar cada día”, agregó. 

 En los años 50, Grünenthal popularizó la tableta ‘mágica’ que quitaba las náuseas matutinas de las embarazadas, y unas 10 mil madres de todo el mundo las adquirieron, y vieron nacer 9 meses después a sus pequeños con deformidades, entre ellos, 5 mil alemanes. Alrededor del 40 % murió durante o poco tiempo después del nacimiento. 

Solo en el año 1961 la farmacéutica retiró el medicamento del mercado, sin admitir ninguna culpa. Más tarde se estableció una indemnización de 100 millones de euros para las víctimas, además de 50 millones adicionales en 2009, según Deutsche Welle. 

 El envejecimiento de las víctimas de talidomida agravó el problema de los pacientes. Además, la salud pública no cubre todas las necesidades producidas por las deformaciones. “No podemos usar las prótesis normales cubiertas por las aseguradoras públicas”, declaró Ilonka Stebritz, en declaraciones a DW. “Tenemos que usar los dientes como herramientas”, agrega. Pero los dientes no son suficientemente fuertes para abrir una botella”, agregó. 

Las víctimas de la talidomida se declararon a su vez contrarias a un memorial a su nombre con el título de “El niño enfermo”, dijo Stebriz a DW, destacando que los afectados no pueden considerarse enfermos. “Una enfermedad puede ser curada, pero los defectos causados por la talidomida no se pueden, nuestros brazos y piernas no volverán a crecer”, lamentó.( fuente del texto / La Gran Época)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Todo análisis a un articulo, comentario o noticias. De acuerdo o no, le pedimos respeto y el uso de un léxico apropiado. Y, para poder publicar comentarios hay de darse de alta como miembro de este blog. Muchas gracias.